Untitled Document  
   
 
 

Intervención simétrica para un desarrollo incluyente

Definir una forma de intervención con los actores sociales, debe partir de la premisa de que el trabajo esta para servir y no para servirse; se trata de una búsqueda permanente de alternativas y caminos que conduzcan al bien estar integral de los sectores vulnerables de trabajo, propulsando la equidad de género y su participación activa.

Solo el empoderamiento de las organizaciones sociales y campesinas hacia un proyecto de desarrollo, puede garantizar su sostenibilidad y ello no se consigue de buenas a primeras, implica pasar por un proceso de trabajo; sea de mediano o tal vez de largo plazo.

Tradicionalmente se conoce que la forma de trabajo de la mayoría de las ONG, ponderan una metodología claramente asistencialista, donde el destinatario es solo un receptor de algún bien o servicio que se le da; creando una clara situación de dependencia del individuo o grupos que lo reciben, que no promueve su autodeterminación, ni el desarrollo de sus capacidades.

Ante el tradicional modo de intervención y no por ello condenado de ser del todo negativo, por que es probable que sea propicio en otros contextos, pero lo cierto es que no funciona en un medio rural y complejo, cómo se tiene en particular en Cochabamba – Bolivia; se plantea otra perspectiva de trabajo, que invita a explorar una intervención alternativa; en la que ya no es la institución la protagonista, sino, lo son los sectores sociales y grupos de trabajo que se tiene.

¿De que modo? Esta idea debe proyectarse en una postura primero de comunicación horizontal, dialógica y por tanto participativa, en un clima de respeto e igualdad de condiciones de desarrollar un inter aprendizaje conjunto.

Un segundo componente, es provocar una fuerte dosis de que: “nada en la vida es imposible”. Contribuir de sobremanera a que los sectores postergados, dejen de lado su inferioridad de creer que son incapaces de hacer las cosas por si mismos o tomar sus propias decisiones.

Para completar la dosis de intervención simétrica e incluyente, se debe emplear la frase de: “el trabajo conjunto y coordinado, conlleva mayores resultados positivos para todos los actores sociales implicados”, siendo imprescindible la participación, tanto de niveles de la estructura orgánica originaria de una región rural, como de entes representativos del gobierno más próximos a las comunidades; creando así, una nueva forma de governanza, que en palabras del autor Merlet, es la manera en que la sociedad administra sus intereses generales y el bien común.

En verdad es gratificante, pensar que lo imposible, es posible; que lo utópico se vuelve realidad; es indudable que para llegar a un desarrollo integral con una visión de trabajo alternativa más participativa e incluyente; habrá que enfrentar muchos obstáculos, adversidades y seguramente el camino no sea corto; pero si no se comienza a trabajar en ello ¿Quién lo hará?.

 

 

 

 

  

Ley Nº 1280: Ley de Referéndum Revocatorio, de 15 de diciembre de 2007.

Ley Nº 1970: Ley del código de procedimiento penal, de 25 de marzo de 1999.
 

 

Untitled Document
Plan Estratégico Institucional

 

 

 

 

 

Untitled Document